Rassini y la equidad de género


En Rassini creemos y promovemos la equidad de género, pues tanto hombres como mujeres tienen las capacidades adecuadas y necesarias para ser parte de nuestra empresa. En los procesos de reclutamiento y selección, así como en las promociones, valoramos el talento y no el género, por ello, cuando surge una vacante, las oportunidades para cubrirla se ofrecen de manera equitativa a ambos sexos, independientemente del nivel y puesto actual, siempre que se cumpla con lo estipulado en el perfil del puesto.

Nuestra empresa está adherida a los 10 Principios del Pacto Mundial de la ONU, y como ellos lo señalan, creemos que “la diversidad y la inclusión en el lugar de trabajo abre nuevas oportunidades de negocio y facilita la mejor gestión de riesgos, así como puede incrementar la productividad, actuar como una fuente de innovación o mejorar la satisfacción de clientes y socios”.

Por el contrario, la discriminación laboral conduce a tensiones sociales que son potencialmente perjudiciales para el entorno empresarial dentro de la empresa y en la sociedad, aísla del mismo modo a la empresa empleadora de la comunidad en general y puede dañar la reputación de una compañía, afectando a las ganancias y el valor de las acciones, situaciones que en Rassini jamás apoyaremos. Nuestros colaboradores, hombres y mujeres, tienen los mismos derechos y oportunidades, y ese es un principio rector que siempre nos acompañará, porque lo más importante para Rassini es nuestra gente.

Estamos conscientes que fomentar la equidad e inclusión en la empresa se traduce en un mayor rendimiento de nuestros colaboradores y en un crecimiento de la economía nacional y global, por ello compartimos las ideas del Secretario General de Naciones Unidas, Antonio Guterres, quien coloca justamente a la igualdad de género como parte medular en la consecución de un mundo mejor: “la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible presenta una visión transformadora para proteger nuestro planeta, promover la paz y garantizar que la prosperidad sea compartida por todas las personas. Los derechos humanos y la igualdad de género son los principios básicos de esta audaz agenda, subyacentes a nuestras iniciativas dirigidas a prevenir los conflictos, superar las divisiones y abordar las causas fundamentales de la desigualdad, la inestabilidad y la injusticia”. Rassini se compromete, pues, a poner su granito de arena en la construcción de una sociedad más justa.